TROFEOS PARA LA LLIGA DEL LLARGUET 2017 Y CAMPEON DE SALA DE LA III MONOGRAFICA

13/10/2017

Un poco de historia de La Cerámica Valenciana.

 

La conquista cristiana en los años 1237-1238 de gran parte del reino musulmán de la ciudad de Valencia por Jaime I, supuso, en el posterior reparto de señoríos, la concesión de las alquerías de Paterna y Manises al aragonés Artal de Luna. En el caso de Manises, su posterior venta en 1304 a Pere Boil (IV señor de Manises) acabaría siendo origen de una próspera industria artesana.

 

En general, los investigadores coinciden en aceptar que los alfareros de la zona comenzaron a producir loza dorada en el primer cuarto del siglo XIV. Fruto de aquella alfarería gótico-mudéjar, serían los excelentes ejemplares de cerámica decorada en azul y/o reflejo metálico dorado hallados en excavaciones arqueológicas en el subsuelo de Manises. No menos importante fue la azulejería producida por los alarifes moriscos en ese mismo periodo, de la que el Museo de la ciudad expone una amplia colección de pavimentos.

 

Aquella loza de Manises con reflejos en tonos dorados y azules se impuso en toda Europa hasta fines del siglo XVI, siendo denominada un "producto de Valencia" o "Mallorca" (Majólica, y luego mayólica), a causa del origen de los comerciantes marinos que las comercializaban.

 

En el siglo XVIII, la influencia de la Real Fábrica de Loza y Porcelana de Alcora y la emigración de alfareros por problemas laborales, supuso el abandono de los recursos tradicionales hispano-moriscos de reflejo metálico, introduciéndose las policromías vivas y el azul intenso en la decoración.

 

En 1941, tras la Guerra civil española, Manises vivía de su industria cerámica, con ochenta fábricas y unos cinco mil operarios (el treinta por ciento de ellos mujeres).

 

 

 

En su origen, el comercio de la loza de Manises dio lugar a compañías de exportadores, en su origen italianas, chipriotas y turcas, y luego catalanas y mallorquinas, que zarpando del Grao de Valencia transportaban loza, cacharrería y azulejería embaladas en grandes tinajas —«cossis»— embutidas en cuerda y paja.

 

José Gimeno Martínez nació en Manises el 22 de agosto de 1889 en una modesta familia de alfareros. A los 13 años, inició sus estudios de pintura y dibujo en la Academia de San Carlos, en Valencia. Hizo su aprendizaje en la fábrica-taller de su familia dedicada a la loza ordinaria para uso doméstico. A los 19 años asumió la dirección artística de la fábrica de Juan Bautista Cabedo, uno de los centros de producción y diseño de cerámica más importantes de la zona.

 

En el año 1925, gracias a una subvención del estado, hizo un viaje de estudios a París para asistir a la Exposición Internacional de Artes Decorativas Visitó el Museo de Cluny, la Manufacture Nationale de Sèvres, y el Museo de las Artes Decorativas. Ante la exhibición de la gran riqueza de la cerámica popular valenciana que allí se exponía, nació en él el firme deseo de abandonar el tipo de cerámica que venía produciendo para dedicarse exclusivamente a reproducir la cerámica valenciana popular de los siglos XVIII y XIX.

 

Gimeno investigó fórmulas y prácticas desaparecidas, aplicó procedimientos en desuso, recuperó y creó diseños valencianos representativos, y retornó a las técnicas manuales del alfar. Con el trabajo y la creatividad del artesano José Gimeno, la cerámica valenciana recobró su prestigio.

 

Murió en Manises el 8 de junio de 1967 dejando la fábrica "La Cerámica Valenciana" en manos de sus dos hijos.

 

Sus obras más destacadas son: el zócalo de la capilla de la Universidad de Valencia, la cocina del Museo de la Cerámica de Manises, el panel de la Virgen de los desamparados de la Basílica de Valencia, los paneles de las salas-museo de su fábrica La Cerámica Valenciana y un vía crucis en el Monte Sinaí.

 

El Club del Llarguet Español, otorgara tres platos de cerámica tradicional Valenciana a los ganadores de la Lliga del Llarguet 2017, tanto en individual como en equipos y también al Campeón de Sala de la III Monográfica, estos platos se han elaborado en la Fábrica de la Cerámica Valenciana de Manises, trabajados y pintados a mano de la manera tradicional, como lo demuestra el certificado de autenticidad que se adjuntara en cada plato.

 

 

 

A continuación os mostramos como se hacen y pintan los platos artesanales que os comentamos.

 

Aquí podéis ver como se hace https://www.youtube.com/watch?v=81_eJZ3JUbA

 

Aquí podéis ver como se pintan https://www.youtube.com/watch?v=Of_wQXBwIOU

 

Deseamos que los ganadores de la Lliga del LLarguet 2017 y de la III monografica del Llarguet, puedan llevarse a casa una autentica muestra de nuestra historia y artesanía Valenciana, cuna de nuestro LLarguet Club del Llarguet Español.

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

El Llarguet es una raza de canarios de Postura 

valenciana reconocida por la COM

El Club del Llarguet vela por la difusión de la raza desde el año 2010.

  • Facebook Clean